Carretera N-110 210,5 Km. Valdeprados Segovia
Nuestras 300 hectáreas de encinas y pinos, nuestras maravillosas vistas, así como nuestra situación, a 75 km. de Madrid y a 20 km. de Segovia, nos hacen distintos. Organizamos la ...  auténtica boda de campo, tanto civil como religiosa, y siempre con ese encanto "chic" que hace que sea única. Porque creemos que hay tantas formas de casarse como novias, y esa es la idea de Aldeallana: que nuestras bodas sean personales, mágicas, inolvidables y, sobre todo, no convencionales. Os organizamos vuestra ceremonia en cualquier estación del año, porque en Aldeallana todas tienen su encanto. Si es primavera o verano, la ceremonia civil la viviréis bajo las encinas del jardín que rodea la casa, disfrutando de una magnífica vista y especial puesta de sol. Si vuestra boda es en otoño o en invierno, la prepararemos en uno de los salones de Aldeallana con sus chimeneas encendidas, sus suelos de pizarra y esa luz tibia, romántica e invernal entrando por los ventanales. Nuestras 300 hectáreas de encinas y pinos, nuestras maravillosas vistas, así como nuestra situación, a 75 km. de Madrid y a 20 km. de Segovia, nos hacen distintos.Organizamos la auténtica boda de campo, tanto civil como religiosa, y siempre con ese encanto "chic" que hace que sea única. Porque creemos que hay tantas formas de casarse como novias, y esa es la idea de Aldeallana: que nuestras bodas sean personales, mágicas, inolvidables y, sobre todo, no convencionales. Os organizamos vuestra ceremonia en cualquier estación del año, porque en Aldeallana todas tienen su encanto.Si es primavera o verano, la ceremonia civil la viviréis bajo las encinas del jardín que rodea la casa, disfrutando de una magnífica vista y especial puesta de sol.Si vuestra boda es en otoño o en invierno, la prepararemos en uno de los salones de Aldeallana con sus chimeneas encendidas, sus suelos de pizarra y esa luz tibia, romántica e invernal entrando por los ventanales.  +
  • Menú desde 120 €

Sshh tenemos sitios escondidos

Los guardamos para tí ¡Pregúntanos!