¿Cómo celebrar una boda 100% millennial?

Bodas

01/03/2018

Bodas millennial

Dar el "sí quiero" en la era millennial

Los millennials están aquí para darle la vuelta a todo. Esta generación se sigue casando, pero las bodas de hoy en día son muy distintas a las celebradas hace años. De hecho, en febrero de 2017, The Independent recogió en un artículo que dos parejas habían decidido recorrer el mundo en lugar de celebrar una boda tradicional. Decidieron casarse en varios países en lugar de gastar 35 mil dólares en un solo día. Es cierto que los matrimonios tienen una tendencia a la baja, según datos del INE, durante el primer semestre de 2017 se celebraron en España 68.769 matrimonios, un 6,2% menos que en el mismo periodo de 2016. Estos datos se pueden extrapolar al resto de los países desarrollados, salvo Estados Unidos, Alemania, Reino Unido y Canadá, donde han repuntado ligeramente. Sin embargo, si hablamos de los países en desarrollo, con una población más joven y en edad de casarse, la tasa de nupcialidad crece año tras año. 

Boda millennial tendencias

Lo cierto es que a los millennials parece costarles dar el sí quiero. Según el portal Think Spendid, el 40% de ellos han crecido en hogares con padres divorciados, lo que les lleva a dar el paso cuando creen que ya han vivido suficientes experiencias y que la relación será realmente para toda la vida.  La media de los novios en nuestro país sobrepasa la treintena, un momento en el que ya han alcanzado sus metas profesionales y disponen de más dinero para gastar en su boda.

¿En qué aspectos podemos ver esos cambios en las bodas?

Vestidos con personalidad

Las novias son ahora más selectivas con su consumo, debido, posiblemente, a un aumento de la oferta y las facilidades del sector. Hace una década, las novias elegían vestido con un año de antelación y lo hacían acompañadas de grandes grupos de amigas y familiares. Las novias millennials son mujeres ocupadas, que no tienen tiempo para ir de tienda en tienda, más sensibles al presupuesto y que buscan vestidos diferentes, hechos a medida o que se puedan personalizar de alguna forma. Lejos del color blanco, el can-can y los velos infinitos, optan por diseños que siguen las tendencias actuales, como los vestidos mini, el crochet, las flores, las bikers de cuero; buscan, en definitiva, un vestido al que poder dar un segundo uso. Dicen adiós a los zapatos de salón blanco y eligen botas, sandalias o incluso deportivas de color.

Vestidos bodas millennial

De media, un vestido cuesta 1517 dólares y muchas marcas han sabido aprovechar la demanda de las novias low cost para sacar colecciones más asequibles. Topshop lanzó en 2017 una línea nupcial con precios desde 650 hasta 1500 dólares, con un estilo inspirado en la boda campestre de la modelo Hanne Gaby. H&M, Asos y Lipsy también entraron en este mercado, con opciones de vestidos alternativas y más económicas. De este modo, permiten a la novia poder comprar además un segundo traje para su día.   

Gastronomía millennial: en la variedad está el gusto

Hace unos años todos los banquetes de boda comenzaban con grandes cantidades de marisco, seguido por un sorbete que evitaba que se mezclasen los sabores, un plato principal de pescado o carne y, como colofón, la famosa tarta nupcial. Estas tradicionales y copiosas comidas han pasado a la historia para hacer hueco a los nuevos formatos. Actualmente, las parejas prefieren ofrecer un largo cóctel de bienvenida, con barras de autoservicio, corner food, food trucks, showcooking y terminar con uno o dos platos en formato sentado.

Gastronomía bodas millennial

Las bebidas tienen también una presencia muy importante en el mundo bodil, los drink corners son cada vez más populares. En las bodas de los últimos años se ven mucho los puestos de vermú, una bebida con aire vintage que se está volviendo a poner de moda; es ideal para acompañarlo con cartuchitos de patatas fritas o aceitunas, todo un clásico del aperitivo más castizo. Por otro lado, tenemos también los gin-tonic en todas sus variaciones, con especias, frutas, ginebras artesanas y tónicas de sabores.

Sorprender con el sitio de celebración

Los novios millennials están dejando de lado los tradicionales y aburridos salones en los que antes se celebraban todos los banquetes de boda. Hoy en día se buscan espacios que reflejen a la perfección la personalidad de la pareja, que sean versátiles y que se puedan adecuar a sus gustos y estilo. Las fincas, por ejemplo, son espacios muy polivalentes, que se pueden decorar al gusto de los novios y que además suelen tener acuerdos con varios catering, por lo que dan mayor libertar con los menús. Pero, dentro de los sitios de celebración, si lo que buscas es que tu boda sea un evento único, puedes optar por un espacio reconvertido. Casarse en una bodega, en un antiguo almacén, una estación de trenes abandonada o un palacio del siglo XV es una de las tendencias más rompedoras y con más adeptos de los últimos meses.

Bodas millennial sitios

Muchas parejas dan un paso más allá y eligen otros lugares poco convencionales, como los restaurantes de comida rápida. McDonald’s comenzó hace unos años con la organización de bodas en Hong Kong y en España ya se han celebrado varias en el restaurante del madrileño pueblo de Algete. El pack incluye el transporte de la iglesia o el juzgado al restaurante en un coche de lujo con chófer, un reservado con varias mesas para los invitados, menú y tarta nupcial hecha con los clásicos helados sundaes. Taco Bell, por su parte, dispone también de un paquete para bodas en uno de sus restaurantes de Las Vegas. Su precio es de 600 dólares e incluye una ceremonia en la capilla, un área privada de recepción para 15 invitados, un ramo de novia hecho con sobres de salsa y merchandising con el logo del restaurante. 

El mundo digital a sus pies

Los millennials son una generación que ha ido creciendo a medida que lo hacía la tecnología e Internet. Y cuando llega la hora de dar el sí quiero, también tienen muy presente las herramientas digitales con las que organizar su gran día. The Knot reveló en un estudio que el 90% de las parejas utilizan aplicaciones móviles o webs para la planificación de la boda y reúnen aquí todos los elementos que entran en juego ese día: invitados, proveedores, espacio, trajes, invitaciones…

Por otro lado, las parejas usan también las redes sociales para buscar inspiración, siendo Pinterest la preferida por el 72%. Cada año, 40 millones de novias la utilizan como guía, se guardan 900 millones de pins y se hacen 378 millones de búsquedas relacionadas con el sector bodas. De hecho, la tienda de vestidos David’s Bridal se asoció con esta red social para crear un cuestionario con 7 preguntas, cuyas respuestas generaban un tablero de Pinterest personalizado para cada novi@. Una tendencia en alza entre las parejas es la de crear su propio hastahg para animar a los invitados a subir fotos y a comentar el día en las RRSS, reuniendo así todos los recuerdos de la boda. Según el estudio de bodas de 2016 de The Knot, el 64% de las parejas lo hacen.

Bodas millennial RRSS

Las marcas también se están adaptando al lenguaje informal de los millennials y crean también sus wedding hashtag. La americana marca de moda Reformation celebró en abril de 2017 una “boda de mentira” y creó un hashtag, #refbride, para que el público pudiera participar también en el evento de forma virtual. Y con respecto a la compra del vestido, las novias siguen siendo más tradicionales. A pesar de que los millennials representan el 46% de las compras por Internet, la mayor parte de las ventas de vestidos de novia se siguen produciendo en las tiendas físicas.

Adiós a los clásicos regalos para el hogar, hola a los viajes y experiencias

La mayoría de los novios millennials ya viven juntos antes de casarse, por lo que las tradicionales listas de regalos para la casa quedan relegadas a un segundo plano. Las experiencias y los viajes están en alza. Desde Zola, la plataforma digital para las listas de regalos, aseguran haber descubierto que “a las parejas les encanta inscribirse en clases de cocina, o incluso de buceo, porque a menudo esos recuerdos terminan siendo más valiosos que un regalo tangible”. A la generación millennial le atrae más vivir experiencias y viajar que acumular objetos o regalos materiales. Algunos de ellos eligen crear un fondo para la luna de miel, en el que los invitados puedan contribuir al viaje económicamente. Otros optan por regalos solidarios y deciden invertir el dinero de los regalos en alguna obra social.

Bodas millennial

Cualquiera que se considere un verdadero millennial se habrá sentido identificado con alguna de estas ideas. Las bodas están cambiando y evolucionan a medida que van surgiendo nuevas tendencias, aunque es cierto que las bodas tradicionales nunca van a desaparecer. En definitiva, cada estilo tiene su encanto y toda boda debe ser el reflejo de la pareja que da el sí quiero.   

 

Footer

Admon

Servicio VenuesFinder

¿Te buscamos el espacio?

  • Asesoramiento gratuito
  • Buscamos el espacio por tí
  • Servicio express. Ahorra tiempo

Si prefieres, puedes llamarnos 647 186 337

Otras ideas relacionadas