Siempre hemos sido precursores en tendencias no sólo gastronómicas, sino de moda y decoración

Entrevistas

20/11/2019

Entrevista a Fernando Aliño Alfaro, CEO Grupo El Alto

Fernando Aliño Alfaro, CEO Grupo El Alto:  "A veces los valores más básicos, los que has vivido en tu familia, son la clave del éxito profesional, y así lo hemos ido desarrollando nosotros".

Si hablamos de un catering de referencia en la Comunidad de Valencia, al instante se nos viene a la cabeza Grupo El Alto, una empresa de restauración familiar fundada en 1980 por Isabel Mª Alfaro Lassala. Actualmente, está gestionada por sus hijos Ignacio, Isabel y Fernando Aliño que han continuado con la empresa y son los responsables de los eventos y bodas más exitosas y exclusivas de Valencia.

Hoy hablamos con Fernando Aliño Alfaro, propietario del Grupo El Alto, para que nos cuente la apasionante historia de esta empresa familiar fundada por su madre, una mujer luchadora y con mucha intuición que se lanzó a la aventura de crear esta empresa de restauración que ha cosechado tantos éxitos.

No podríamos hablar del Grupo El Alto sin mencionar a Isabel Alfaro Lassala, tu madre, una mujer emprendedora en una época en la que esto no era tan habitual entre las mujeres. ¿Cómo nació Grupo El Alto?

Mi madre tras una etapa con un negocio de decoración y junto a una buena amiga, Carmen Topete, con quien empezaron a organizar cenas y fiestas para amigos, en un momento les proponen realizar una boda y se lanzan, ella siempre dice que “fue una temeridad” pero tuvieron un éxito total y a partir de ahí El Alto no ha parado de ofrecer bodas, eventos, y todo tipo de servicios en el ámbito del catering y la restauración.

Grupo El Alto cuenta con una larguísima trayectoria de casi 40 años cosechando éxitos y siendo un referente del sector de la restauración en Valencia. ¿Cuál dirías que es la clave de vuestro éxito?

La fidelidad a una forma de trabajar basada en el esfuerzo y la honestidad. A veces los valores más básicos, los que has vivido en tu familia, son la clave del éxito profesional, y así lo hemos ido desarrollando nosotros. Ofrecer un buen producto, una elaboración de calidad, buscar la innovación con criterio y profesionalidad y por supuesto, disponer de los espacios más emblemáticos y atractivos para realizar bodas y todo tipo de eventos.

Fernando, gestionas una empresa que lleva casi 4 décadas ofreciendo servicios de restauración en eventos, un mercado muy cambiante y que está en constante evolución. ¿Cómo se ha adaptado Grupo El Alto a las nuevas tendencias y exigencias del sector?

Esta profesión tiene una gran ventaja, y es que trabajas con todo tipo de personas y empresas y por ello cada día es un aprendizaje que casi sin darte cuenta supone una adaptación y una evolución constante. Además, en nuestro equipo contamos con grandes profesionales, además de la restauración, de la decoración, de la comunicación, del marketing y todo ello nos mantiene siempre al día de lo que exigen los clientes y de las tendencias de nuestro sector.

Huerto barral

Tu madre comenzó organizando eventos en los 80 con una infraestructura y un equipo mínimos, algo que actualmente nos parece una locura. Actualmente, ¿con qué infraestructura y equipo cuenta Grupo El Alto para dar respuesta a la demanda de los eventos que gestiona?

Efectivamente, como antes he dicho, casi fue una temeridad, ellas ponían material propio para algunos de los actos que organizaban y poco a poco se fue profesionalizando y en la actualidad disponemos de unas cocinas centrales y un almacén para coordinar la logística del Grupo.

Valencia es la ciudad de la luz y del color, una ciudad con un clima envidiable y cada día mejor conectada a nivel nacional e internacional. ¿Qué volumen de negocio tenéis a nivel nacional e internacional?

La realidad es que nuestro negocio está concentrado en la Comunidad Valenciana por un motivo fundamental, nuestro clima y nuestros espacios, desde el Palacio del Negrito a la Barraca en la Albufera, Cala Clemence en Jávea o Huerto Barral Boluda, son de una belleza y singularidad que no es fácil encontrar en otros sitios. Y en este sector, la cercanía del espacio y el catering es importante. Hemos realizado eventos en otras ciudades, pero en momentos puntuales, si bien es cierto que en algún momento nos habíamos planteado la expansión a nivel nacional, pero creemos que la cercanía y la personalización son muy importantes.

A la hora de organizar un evento sabemos que los tiempos son fundamentales. Para alguien que quiera contratar un evento con Grupo El Alto, ¿con cuánto tiempo de antelación tendría que hacerlo para asegurarse de que vais a tener un hueco en la agenda?

Las bodas suelen tener una alta demanda y una previsión de largo plazo, muchos de los eventos que hacemos de grandes empresas también, pero siempre hay una agenda a medio y corto plazo y sabemos adaptarnos a las necesidades y exigencias de nuestros clientes. En cualquier caso, no es igual en temporada alta, primavera/verano que el resto del año, siempre es mejor contactar con nosotros con dos o tres meses de antelación.

Cala clemence

Y una vez que el cliente ya ha contactado con vosotros, cuéntanos cómo trabajáis

Cada cliente es un mundo, nunca hay dos iguales y para ello nuestro equipo comercial se reúne las veces que haga falta y atiende a las necesidades y demandas que requieren. Conocen los espacios y sus múltiples utilidades, les enseñamos el menú

Vuestro negocio pertenece a un sector en el que la competencia es feroz, ¿qué diferencia a Grupo El Alto de los demás?

Tres características fundamentales: La cercanía con cada cliente, el conocimiento profundo del entorno gracias a nuestra experiencia, y la búsqueda de la excelencia en la cocina y el servicio son las claves por las que cuando eligen nuestro catering saben que el éxito está asegurado en un margen elevado.

Grupo El Alto ofrece servicios tanto para eventos corporativos como sociales, dos tipos de eventos que a priori tienen necesidades diferentes. ¿Cómo adaptáis vuestro servicio para dar respuesta a estos dos perfiles de eventos?

Tenemos un gran equipo y como se suele decir, “la experiencia es un grado” y nosotros estamos acostumbrados a organizar desde una gran boda a una íntima, y de la misma forma coordinamos un equipo para un coctel de más de dos mil personas o podemos organizar una celebración familiar en Navidad.

Hasta hace algunos años, los servicios de catering se limitaban a ofrecer el servicio gastronómico de los eventos, pero actualmente vemos que además de la comida se ocupan de la decoración y la ambientación e incluso de la coordinación de algunos aspectos del evento. ¿Cómo valoras este cambio de tendencia y cómo lo habéis afrontado desde el Grupo El Alto?

Siempre hemos sido precursores en tendencias no sólo gastronómicas, sino de moda y decoración, prueba de ello es que cambiamos el interiorismo de nuestros espacios constantemente, ten en cuenta que mi madre es decoradora y para nosotros es fundamental cuidar todos los detalles. Es muy interesante que se integren varios de los factores que afectan a un evento de tal magnitud para que todo tenga una coherencia y la coordinación sea perfecta. Como decía antes, en El Alto contamos con grandes profesionales de diferentes sectores para ayudar a organizar una boda o una cena de empresa, decorar el espacio tanto el mobiliario como una decoración floral y generar el entorno perfecto para el cliente.

espacios grupo el alto 2

Algo que queremos destacar en el Grupo el Alto es la cantidad y variedad de espacios para celebraciones que ofrecéis. Algunos de ellos son casas que han pertenecido a la familia. Cuéntanos un poco a cerca de ellos, ¿cuáles son y que eventos aconsejáis para cada uno de ellos?

Así es, disponemos de espacios exclusivos donde organizar un evento que tienen una especial singularidad por su arquitectura, ubicación e historia como son la Masia Aldamar, recuperada por la familia hace unos años; el Palacio del Negrito en el corazón del casco histórico de Valencia y que también pertenece a la familia; la Barraca del Palmar en el Parque Natural de la Albufera, el Huerto Barral Boluda, una magnífica finca rodeada de naranjos y otros espacios singulares. En casi todos ellos se puede hacer cualquier tipo de evento, pero sin duda Masía Aldamar es un referente en la celebración de bodas y Huerto Barral Boluda para fiestas de verano por sus jardines y su gran lámina de cesped; la Barraca del Palmar es perfecto para bodas más íntimas o comuniones al aire libre; el Palacio del Negrito es un lugar emblemático para celebrar una comida o cena de empresa o familiar en uno de los pocos palacios nobles que se conservan en Valencia en propiedad de una familia. 

Hablemos de futuro, ¿cuáles son los nuevos retos que se plantea El Grupo el Alto a corto medio plazo?

Pues en los últimos meses hemos asumido algunos retos muy importantes y que para nosotros son una gran motivación y a su vez una responsabilidad. Si por algo se caracteriza Grupo El Alto es por la gestión de espacios singulares y vinculados a nuestra historia familiar y con los espacios que le voy a explicar nos unen muchas cosas. Hemos empezado a gestionar la parte de restauración de las dos instituciones más importantes de Valencia, los dos clubes sociales y empresariales con más tradición y arraigo, de hecho, son más que centenarios. El Ateneo Mercantil, que tiene 140 años de historia ubicado en un edifico de corte clasicista en la Plaza del Ayuntamiento y el Casino de la Agricultura que este año conmemora su 160 aniversario y que está en la calle Comedias esquina calle de la Paz. Ambos proyectos son un reto muy ilusionante para Grupo El Alto, y no sólo por su intensa actividad interna sino porque además son magníficos espacios en el centro de la ciudad para la celebración de eventos.

Y, para terminar, siempre nos gusta preguntar a los profesionales del sector sobre cómo ven el sector de los eventos y cuáles son las tendencias que veremos en 2020 en el sector gastronómico.

Sin duda es un sector al que le afecta la crisis, porque las empresas en tiempos de problemas económicos organizan muchos menos eventos o actividades y las bodas también se resienten, no sólo por la crisis sino por los cambios sociales y culturales, casarse sigue siendo algo habitual pero no como lo era antes. Pese a todo, el esfuerzo diario y el trabajo honesto, como he dicho al inicio, nos hará mantener nuestras expectativas positivas para el próximo curso.

Volver al listado de artículos

footer venuesplace

Admon

SERVICIO VENUESFINDER

Te buscamos el espacio GRATIS

  • Cuéntanos qué necesitas
  • Buscamos entre + de 6000 espacios
  • Sin intermediarios ni comisiones
  • Tu presupuesto en 24h

+34 647 186 337

Otras ideas relacionadas